El lupus es más frecuente en mujeres

El lupus es más frecuente en mujeres

0
Compartir

Con una prevalencia de hasta seis o nueve casos de mujeres por cada varón, el lupus eritematoso afecta primordialmente a pacientes en edades productivas y puede ocasionar daño en prácticamente todos los órganos del cuerpo, pero su daño más común es el renal.

El titular de la División de Nefrología y Trasplantes del Hospital de Especialidades del IMSS en Jalisco, Eduardo González Espinoza, precisó que el lupus es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la inflamación de órganos y tejidos y que puede generar síntomas muy variables.

Añadió en un comunicado que suele afectar también de manera muy severa las articulaciones, a nivel de tendones, ocasionando artralgias que pueden llegar a provocar dolores tan intensos que derivan en incapacidad para moverse.

El especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) subrayó que, además, puede tener grandes repercusiones en la producción de glóbulos rojos, y favorecer la aparición de hemorragias.

Indicó que sus causas posibles se han investigado, y se sabe que el aspecto genético juega un papel importante, aunque, reiteró, se trata de una patología autoinmune en donde el organismo produce anticuerpos en detrimento de sí mismo.

Se estima que en el Hospital de Especialidades del IMSS en Jalisco de acuerdo con estadísticas del propio nosocomio, diariamente son atendidos hasta 10 pacientes con diagnóstico de lupus, y cada semana llegan a registrarse hasta cinco casos nuevos de la enfermedad.

También te recomendamos: Hierba doncella podría ayudar a combatir cáncer

En cuanto al manejo del padecimiento, el tratamiento farmacológico más frecuente suministrado a pacientes con lupus son los inmunomoduladores, que propician la inhibición en la producción de anticuerpos en exceso.

Entre los principales síntomas que caracterizan a la enfermedad del lupus eritematoso figuran dolor o inflamación articular, fiebre sin motivo aparente, enrojecimiento tipo salpullido en la piel.

Así como pérdida del cabello, dedos de manos o pies amoratados, hinchazón de piernas o alrededor de los ojos (párpados), cansancio, hinchazón de glándulas y también puede haber aparición de úlceras o fuegos labiales.

Para establecer si la enfermedad ha causado daño a nivel renal, se deberá practicar una biopsia de riñones. La trombosis y la vasculitis que también ocasiona el lupus, pueden propiciar el daño renal (nefritis lúpica).

La información al paciente es fundamental para controlar la enfermedad, por lo cual dentro del Hospital de Especialidades del IMSS se cuenta con grupos especiales de orientación y autoayuda conformados por los mismos pacientes del nosocomio y con el apoyo de especialistas.

Se estima que hasta un 40 por ciento de pacientes con lupus desarrollarán insuficiencia renal.