Por inseguridad el INE tiene dificultad para reclutar funcionarios de...

Por inseguridad el INE tiene dificultad para reclutar funcionarios de casillas

0
Compartir

En la delegación Gustavo A. Madero, el desencanto de la población con la política y los candidatos, así como la inseguridad en varias colonias ha dificultado al Instituto Nacional Electoral (INE) reclutar a los funcionarios de casilla. Mientras que en la Miguel Hidalgo hay falta de interés por participar.

En GAM, los capacitadores electorales han trabajado más horas durante los fines de semana y hasta en Semana Santa para convencer y capacitar a los ciudadanos.

Esta elección ha sido la más complicada para convencer a la ciudadanía de participar”, afirmó Armando Rodríguez, presidente de la Junta Distrital número 1 de la delegación Gustavo A. Madero.

Rodríguez, quien lleva diez años trabajando en la demarcación, narró que los capacitadores electorales se enfrentan a gente que les dice que no quiere saber nada de las elecciones.

Dicen que no creen en los partidos, ni en los candidatos”, asegura, por eso, para convencer a los ciudadanos que resultaron sorteados, tuvieron que regresar una o dos veces.

Tenían que regresar a las casas a las 10 u 11 de la noche, en fines de semana y hasta en Semana Santa para convencer a los ciudadanos de ser funcionarios de casilla”, indicó.

La segunda dificultad que enfrentaron los capacitadores electorales fue la inseguridad. De acuerdo con Rodríguez, en ese distrito electoral hay zonas en las que “sólo se puede entrar en el día, o en brigadas de cinco o seis personas. Hay andadores, no calles, hay escaleras y es peligroso. Es en Cuautepec, Ticomán y La Villa”, explicó.

En el distrito VII de la misma delegación las dificultades fueron similares. La presidenta de la Junta Distrital, María Guadalupe Rubio, indicó que “hay secciones electorales donde las personas tienen miedo, están enrejadas y es difícil acceder”.

Estas colonias son la Panamericana, Magdalena de las Salinas, Vallejo Poniente, Gabriel Hernández y Martín Carrera. Mientras que en Lindavista, aunque tienen poder adquisitivo mayor, “están encerrados en sus edificios y no permiten entrar”, aseguró.

A pesar de esas dificultades para reclutar a los funcionarios de casilla, en la primera fase, que abarcó del 7 de marzo al 27 de abril, tanto en el distrito electoral 1 como en el 7 reclutaron el número de funcionarios que necesitaban.

En el distrito 1 se instalarán alrededor de 526 casillas, con nueve funcionarios en cada una, un presidente, dos secretarios, tres escrutadores y tres suplentes; capacitaron a los cuatro mil 734 funcionarios que requieren y, en muchas casillas, reclutaron el doble de funcionarios que se necesitan.

En el distrito 7 habrá un aproximado de 677 casillas, con nueve funcionarios por cada una; en total seis mil 93 funcionarios lograron reclutar; también tienen funcionarios de “reserva”.

Ambos presidentes explicaron que el verdadero reto viene en la segunda fase, que inicia mañana, ya que ahí se determina a quién le toca ser presidente, secretario o escrutador de los ciudadanos que aceptaron ser funcionarios de casilla y que ya fueron capacitados. Dicho proceso se determina con base en su nivel de estudios.

Un universo de 30 o 40 por ciento, en algunas casillas, declina al cargo. Es decir, aunque en la primera etapa aceptó ser funcionario, en la segunda señala no poder participar por alguna causa, ya sea que tiene algún viaje, está enfermo, etcétera”, explicó Armando Rodríguez.

Allí tienen que echar mano de los ciudadanos de “reserva”, que en la primera etapa dijeron que de ser necesario estarían dispuestos a ser funcionarios, quienes también fueron capacitados.

Sobre estas dificultades para reclutar a los funcionarios de casillas se consultó a los presidentes de los partidos que obtuvieron el primero y segundo lugar en cuanto a número de votos en la elección de 2015 en Gustavo A.
Madero.

Raúl Flores, del PRD en la ciudad, consideró que parte de la negativa de la población a participar como funcionarios de casilla tiene que ver con la forma en la que han visto comportarse a los partidos.

Hace falta otro tipo de mensajes a la ciudadanía: yo exhortaría a todos los partidos políticos, primero a demostrar que nos podemos sentar a la mesa, a dar el ejemplo, porque no podemos ser candil de la calle y oscuridad de la casa”, señaló en entrevista.

Expuso que “los efectos de lo que hacemos y declaramos se traduce en la confianza pública, y exhortaría a los diez partidos de la ciudad a ser extraordinariamente cuidadosos en lo que transmiten y no desincentivar la participación ciudadana”.

Martí Batres, líder de Morena en la capital expresó: “Si hay alguien que ha hecho violencia son ellos, dijo en referencia al PRD. Nosotros hemos tenido que suspender eventos en varias delegaciones. En ese sentido el PRD tiene que asumir su responsabilidad, sería importante que el PRD respete, aprenda a respetar a los demás”.